domingo, 14 de abril de 2013

Capítulo 1

Este capítulo es bastante largo, espero que os guste. ;)


Mi madre me despierta, estaba tan cansada que no he podido levantarme antes. Me arreglo rápido y salgo del refugio. Alex, Brooke y Byron ya están perfectamente vestidos y con sus etiquetas.

- Toma Scarlet, esta es la tuya. - mi madre me da la etiqueta - Cuida de tus hermanos por favor.
- Sí mamá tranquila. - la abrazo - mientras yo esté a cargo no les pasará nada.
- Esa es mi niña. - sonríe y nos acompaña a la estación.



En la estación hay un montón de niños como nosotros despidiéndose de sus madres. Nosotros ya nos hemos despedido de ella y nos subimos al tren. Desde nuestro vagón, nos despedimos con la mano, hasta que dejamos de verla.
Tardamos bastante en llegar a Riviera del Este, es casi la última parada del tren, cuando bajamos no hay nadie para recogernos. Mis hermanos se sientan en el banquito que hay mientras que yo vigilo para ver si viene alguien a buscarnos, pero nada. 
Pasa un cuarto de hora hasta que pasa un señor con un carromato en el que nos dice que subamos.

- Disculpe, pero no me pienso subir en eso sin saber antes quien le manda a buscarnos. - le digo muy seria - Y como yo no subiré, mis hermanos tampoco.
- Oh, que chiquilla mas responsable. Me manda la señorita Dartín, que es la mujer que ha aceptado que os quedéis en su casa hasta que pase esta horrorosa tercera guerra mundial. - nos dice muy risueña - ¿Ahora subirás querida?
- Umm... - me lo pienso un poco, pero Alex me da un codazo y enseguida entiendo lo que me quiere decir - Sí, gracias por venir a buscarnos. ¿Como se llama?
- No hay de que querida. Me llamo Marsal. De todos modos os tengo que explicar unas cuantas normas que hay en esta casa.

Nos subimos y nos ponemos en marcha.

- La primera norma es que no debeis molestar a la señorita Dartín por ninguna circunstancia. La segunda, está terminantemente prohibido correr dentro de la casa y tercero y más importante como toquéis alguno de mis geranios os mato. - esto último lo dice sonriendo.
- De acuerdo, cumpliremos las tres normas que nos imponéis sin ningún problema. - dice Byron muy serio.

Llegamos a la casa, es enorme, tiene unos ventanales enormes y el jardín también es muy pero que muy grande. Entramos y Marsal nos lleva a nuestras habitaciones, cada uno tiene la suya propia, pero Byron seguro que se irá a dormir con Alex. No le gusta dormir solo.
       -------------------(Varias horas después)----------------------------

Está lloviendo, y Byron tiene la gran idea de jugar al escondite. Así que al ser la mayor me toca a mí contar.
Empiezo a contar...

      --------------------(Termino de contar)------------------------------

- ¡Que voy! - digo y salgo a buscarles.

No sé donde se han podido meter, paso por delante de unas cortinas y veo los zapatos de Brooke, así que hago como que no lo he visto y paso por delante, no me voy, y cuando pasan unos segundos abro las cortinas y la asusto.

-¡Te encontré! - digo sonriendo.
- Jolines, no es justo. A ti esto se te da muy bien. - refunfuña.
- Bueno, ayúdame ahora busca tu a Alex y yo buscaré a Byron. - le digo y nos separamos.

Busco a Byron por todos lados, pero no hay manera de encontrarle. Me encuentro con Brooke y Alex y los tres empezamos a buscarle. Subimos al altillo, donde encontramos una puerta que no se abre. Nuestro gato pasa corriendo por delante de nosotros.

- ¡¡Aslan!! - grita Brooke y la puerta se abre sola.
- Que raro... - Entramos y vemos un armario enorme que está un poco abierto.
- ¿Creeis que se a podido esconder en el armario? - pregunta Alex.
- De Byron me espero cualquier cosa, a demás lo de la puerta a sido como el cuento que le contamos. ¿Os acordais? - dice Brooke abriendo más el armario - Vamos, creo que deberíamos entrar para saber si está, parece muy grande.

Este capítulo es un poco largo, espero que os guste.

Entramos los tres y Alex cierra la puerta del armario, cada vez nos adentramos más en el armario, parece no tener fin cuando...

- ¡¡Scarlet!! - es la voz de Byron, aceleramos el paso y salimos a una especie de prado, hace un viento horrible.
- ¡¡Byron!! - digo corriendo hacia él - Deja a mi hermano en paz.
- Tranquila Scarlet, es mi amigo. - es el señor Tumnus. Me a contado una historia muy chula.
- ¿A sí? - pregunta Alex acercandose con Brooke - ¿Qué clase de historia?
- Eso da igual, yo quiero saber donde estamos. - dice Brooke.
- Mejor seguimos esta conversación en mi casa. - seguimos al señor Tumnus hasta su casa, nos sentamos en una silla cada uno - ¿Estais cómodos?
- Sí, muchas gracias. - digo sonriendo - ¿Porqué hace tanto frío aquí?
- Pues... desde que se fueron los reyes de Narnia, que es donde estamos, la bruja del viento nos tiene bajo su poder.
- ¿Reyes? ¿Y quienes eran? - pregunta Alex.
- Eran dos hijos de Adán y dos hijas de Eva. - dice el señor Tumnus.
- ¿Dos hijos de Adán y dos hijas de Eva? - pregunta Brooke.
- Sí, dos chicas y dos chicos que sean hermanos. - dice el señor Tumnus - Nuestros reyes se han hecho mayores y ya no pueden volver, aunque les hemos llamado un montón de veces no han venido. Cada uno tenía un apodo, el rey Peter, que era el mayor le llamabamos Peter, el magnífico, Susan, que es la segunda mayor, Susan, la benévola, Edmund, que era el mediano, Edmund el justo y Lucy, la pequeña, Lucy la valiente. Ahora necesitamos que la leyenda vuelva a hacerse realidad. Mi tataraabuelo, que también se llamaba Tumnus, fue el que les conoció, a Lucy fue la primera que entró en Narnia, luego Edmund y por último Peter y Susan.
- Entonces...los mayores de alguna manera no pueden entrar. - dice Brooke.
- Exacto. - contesta el señor Tumnus - Y ahora nos ha conquistado la reina del viento, pero ya es bastante mayor, y todo su poder lo heredará su hijo Caleb, que es aún mas malvado que su madre.
- Pero... ¿nosotros que podemos hacer? - me tiembla la voz - Quiero decir, no somos como vuestros reyes, solo somos unos niños normales y corrientes.
- Ni hablar, el gran Aslan está de camino, así que sois vosotros los que vais a luchar contra Caleb. - dice muy serio - Scarlet, tu eres la mayor, eres la mas poderosa y valiente de los cuatro, sin ti Narnia seguirá bajo el poder de Caleb para siempre.
- Pero yo solo soy una cría que quiere proteger a sus hermanos... - digo cabizbaja - No soy ninguna guerrera. Lo siento.
- Scarlet eres la mejor hermana del mundo, la mas valiente y la que siempre nos protege de todo, piensa que los narnianos son tus hermanos... ¿les protegerías si fuese así? - me pregunta Byron agarrandome de la mano.
- Si, pero... - pienso lo que voy a decir, miro a Alex, seguro que quiere luchar por salvar a esta gente, luego miro a Brooke y sé que por meterse en una pelea defendería a cualquiera y por último miro a Byron, sus ojos están llorosos, <Es como Alex > pienso.
- ¿Y qué decides hacer rubita de Narnia? - dice el señor Tumnus en tono burlón.

Miro a nuestro alrededor y veo que en la ventana hay una especie de enano, un pequeño minotauro y  otro centauro un poco mas grande...

- Creo que... - miro al señor Tumnus - Creo que podríamos intentarlo. - sonrío y el señor Tumnus y Byron me abrazan.
- Muchas gracias Scarlet. Serás la mejor guerrera del mundo. - dice Byron, ahora sus ojos desprenden una especie de luz, es muy alentadora.
- Y tú vas a ser el mejor rey que Narnia a tenido jamás. - dice Alex acercandose con Brooke y los cinco, incluido nuestro pequeño amigo fauno nos abrazamos.

2 comentarios :

  1. Me ha encantado Nerea!!!!
    Vaa largo.... me lo lei tan rapido que nisiquiera lo note!!! :D
    Es perfecto!! buen comienzo!
    Un beso n______n

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Meena!
      El segundo le estoy terminando, pero no sé cuando lo subiré. De todos modos, tardaré porque estoy otra vez de exámenes y no se yo si me dará tiempo.
      Un besito!! ^.^

      Eliminar